[0] Ir al contenido
Logos Logo Aval
  1. 61 usuarios conectados -
  2. Está usted en:
  3. Inicio >
  4. Artículos >
  5. Terapia estrogénica sustitutiva y demencia

Artículos y noticias

Terapia hormonal sustitutiva con estrógenos: ¿Demencia a la carta?

En el número de la revista Archives of Internal Medicine (Arch Intern Med) correspondiente al 23 de septiempre de 2002 se publican un estudio de revisión y un artículo original en relación con la Terapia Hormonal Sustitutiva (THS) con estrógenos en la mujer postmenopáusica.

Informes recientes indican que la mujer tiene un riesgo 1.5 veces mayor de padecer enfermedad de Alzheimer (EA), y al mismo tiempo existen evidencias de que los estrógenos ejercen un papel neuroprotector.

El doctor Howard M. Fillit, del Institute for the Study of Aging, realiza un trabajo de revisión con datos procedentes de varios estudios sobre los efectos neuroprotectores de los estrógenos, así como de otros que evalúan si la THS puede o no prevenir o retrasar el comienzo de la EA.

Según indica en la citada revisión, y a pesar de la falta de consenso, muchos estudios indican que la THS puede reducir el riesgo o retrasar el comienzo de la EA en la mujer posmenopáusica.

Datos recientes sugieren que los estrógenos protegen frente a un amplio número de lesiones neurológicas vinculadas a la EA, siendo especialmente eficaces contra los efectos tóxicos de la proteína beta-amiloide, y estando además demostrado que protegen frente al daño oxidativo y la peroxidación lipídica.

Además, algunos estudios muestran que los estrógenos mejoran el crecimiento y la funcionalidad neuronales, tienen efecto regulador sobre la apolipoproteína E e inhiben la expresión de la presenilina-7 mutante.

Los hallazgos de un metaanálisis reciente sobre 14 estudios indicaron que las mujeres postmenopáusicas tratadas con THS fueron hasta un 44% menos propensas a padecer EA, aunque otro metaanálisis similar redujo el resultado a un 29%. En lo relativo al tratamiento de la EA, los resultados son variados. La mayoría de los estudios muestran que la THS no modifica el curso de la EA.

El doctor Fillit afirma en sus conclusiones:

«La ausencia de evidencia de un papel de los estrógenos en el tratamiento de la EA sugiere que la THS debería iniciarse tan pronto como fuese posible tras la menopausia, antes del comienzo o la progresión de la enfermedad».

Y añade también:

«Entonces, la relación entre la terapia hormonal postmenopáusica y la EA es en cierto modo paralela a su relación con la osteoporosis en el sentido de que, en ambos casos, la THS parece tener un papel en la prevención primaria».

En el mismo número de esta revista, el doctor Rozenn Lemaitre de la Universidad de Washington en Seattle y sus colaboradores demuestran que el riesgo de accidente vascular cerebral (AVC), tanto isquémico como hemorrágico, aumenta de manera significativa durante los 6 primeros meses de THS en las mujeres postmenopáusicas.

Además, el riesgo de AVC aumenta proporcionalmente al incrementar las dosis de estrógenos en dicha THS, siendo 1.4 veces mayor en las mujeres tratadas con 0.625 mg de estrógeno en comparación con las tratadas con 0.3 mg de estrógeno. El uso de dosis superiores a 0.625 se asoció a un aumento de 2.4 veces en el riesgo de AVC isquémico.

Los autores concluyen afirmando:

«En resumen, observamos un riesgo aumentado de la incidencia de AVC isquémico y hemorrágico en los primeros 6 meses tras el inicio de la THS en mujeres postmenopáusicas. Es necesario investigar más para confirmar estos hallazgos y para hallar las razones para el incremento transitorio del riesgo. Nosotros encontramos también que el riesgo de AVC isquémico era inversamente proporcional a la dosis de estrógeno entre las pacientes con THS en curso. Hasta que esté disponible una evidencia mejor para guiar tales decisiones, estos hallazgos sugieren que debería utilizarse la dosis más baja posible de estrógenos cuando las mujeres reciben THS para los síntomas de la menopausia».

A la vista de los resultados del estudio del doctor Lemaitre, podría existir un incremento del riesgo de demencia vascular entre las mujeres postmenopáusicas durante el primer semestre de THS, lo que precisaría de estudios posteriores para su confirmación.

Referencia bibliográfica 1: Howard M. Fillit. The role of hormone replacement therapy in the prevention ofAlzheimer disease. Arch Intern Med 2002;162:1934-1942.

Referencia bibliográfica 2: Rozenn N. Lemaitre et ál. (et álii). Hormone replacement therapy and associated risk of stroke in postmeunopausal women. Arch Intern Med 2002;162:1954-1960.

Relacionados

Ir al pie
Última actualización de esta página: 30-9-2002.
El uso de este sitio web es seguro
Los contenidos de Circunvalación del Hipocampo están bajo una Licencia Creative Commons, salvo cita expresa de otros derechos.
Nosotros suscribimos los Principios del Código de Salud HONcode, puede comprobarlo usted aquí.
Autores: Ricardo de la Vega y Antonio Zambrano
Última actualización en el sitio web: 1–12–2016
Contacto: hipocampo@hipocampo.org