0.- Ir al contenido
Logos Hipocampo.org, Inicio Enlace externo a la SEN
Hipocampo.org - Circunvalación del hipocampo
0.- Ir al contenido
Logos Hipocampo.org, Inicio Enlace externo a la SEN
  1. 659 usuarios conectados -
  2. Está usted en:
  3. Inicio >
  4. Rincón del experto >
  5. Jugar al fútbol y enfermedad de Alzheimer

Rincón del experto

Sexualidad en la enfermedad Alzheimer

¿Es importante la salud sexual en el alzhéimer?

Géneros.

Géneros (Imagen decorativa)

Modificado de 200degrees/Pixabay

La Organización Mundial de la Salud considera la salud sexual como «un estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad, y no simplemente la ausencia de enfermedades, disfunciones o dolencias», y añade «se requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia».

La sexualidad constituye «un aspecto central del ser humano» que se va transformando a lo largo de la vida de las personas, siendo posiblemente más activa durante los años reproductivos y más reducida a medida que pasa el tiempo. También se ha ido modificando y ampliando el concepto de actividad sexual en los últimos años para incluir aspectos como tocar, abrazar o tener una estrecha compañía expresada entre las personas.

Ir al comienzo

Hay publicados estudios que han evaluado la actividad sexual y la sensibilidad física en adultos mayores con deterioro cognitivo. En uno de ellos, muy reciente, realizado en una amplia comunidad, se observó que las personas que tenían deterioro cognitivo mostraban menor interés y participación en la actividad sexual y física. Las mujeres sin deterioro cognitivo que tenían pareja, presentaban una probabilidad de al menos del doble de participar en actividades sexuales en relación a las que tenían deterioro cognitivo leve. Sin embargo, estos aspectos no fueron observados en varones, en los cuales no se encontró asociación entre la actividad ni sexual ni física y el deterioro cognitivo leve.

Estudios anteriores ya habían señalado la disminución de la satisfacción sexual en mujeres menopáusicas de edad avanzada, asociándolo a actitudes subjetivas como cambios emocionales, pero no con el estado cognitivo. Los resultados de los estudios no fueron muy concluyentes ya que la mayoría se habían realizado en muestras poblacionales reducidas; aun así, no se observaron diferencias en la actividad sexual cuando el deterioro cognitivo era leve, y si solo afectaba a la atención, a la memoria o al lenguaje.

Investigaciones más recientes sobre la sexualidad durante el envejecimiento han mostrado que, además del deterioro cognitivo, las enfermedades crónicas, el consumo de fármacos y otros problemas de salud se asocian a una disminución del interés y del deseo por las relaciones sexuales. Es frecuente la abstinencia sexual en las personas de edad avanzada, aunque se calcula que alrededor del el 46 % de los hombres mantienen una vida sexual activa, asociada a una mejor salud cognitiva y mental, a un sueño más saludable y mejor calidad de vida frente al 16 % en las de mujeres.

Ir al comienzo

En relación a las personas que sufren demencia, la aparición de la misma no elimina la vida sexual pero sí que modifica la manera de expresarla. Algunos estudios señalan que un tercio de los adultos de edad avanzada con deterioro cognitivo leve mantienen una vida sexual activa, pero este porcentaje es claramente inferior a lo observado en el grupo de personas sin deterioro cognitivo, que supera ligeramente el 62 %. Por lo tanto, se podría afirmar que presentar un deterioro cognitivo leve afecta negativamente la actividad sexual en las personas de edad avanzada.

En estadios avanzados de la enfermedad de Alzheimer, se han observado alteraciones de la conducta sexual, sobre todo cuando el deterioro cognitivo es mayor (demencia). La disfunción sexual, ha sido asociada tanto con el deterioro cognitivo como con las manifestaciones anímicas y conductuales que la acompañan (alteraciones del sueño, trastornos del estado de ánimo, alteraciones sensoriales y efectos secundarios de los medicamentos, entre otras causas). En algunos casos, el desánimo por la actividad sexual se relaciona con los fallos de la atención y de la concentración, y con la pérdida de la excitación en el momento del inicio de la actividad sexual. Aunque, en muchas ocasiones también podría atribuirse a la disfunción eréctil ligada a la edad y enfermedad.

Ir al comienzo

Es frecuente que los cónyuges refieran una reducción en la armonía conyugal provocada por la disminución de la satisfacción sexual, asociándose a un distanciamiento en la intimidad física. Se ha observado que, en las esposas de pacientes con enfermedad de Alzheimer, se produce una reducción del deseo sexual, mientras que en las parejas masculinas incluso puede producirse un incremento en las probabilidades de continuar con actividad sexual. No obstante, en ocasiones los pacientes prefieren actividades sexuales como: besos, abrazos, caricias y no tanto el coito.

Es poco frecuente la presencia de conductas sexuales inapropiadas en pacientes con enfermedad de Alzheimer, a lo largo de la evolución de la enfermedad. Se pueden expresar como hipersexualidad o falta de control de los impulsos sexuales, y ocurren en un 17 % de las personas (entre 7 y el 25 %). En estos casos, el comportamiento sexual inapropiado se manifiesta tanto verbalmente (generalmente en las mujeres) como corporalmente (más frecuente en el sexo masculino) en forma de toques sexuales, caricias, desvestirse, masturbación e intentos de tener relaciones sexuales. Estas conductas han sido observadas en mayor frecuencia en personas residentes de centros geriátricos, y sobre todo en aquellos con deterioro cognitivo más avanzado.

Ir al comienzo

De manera muy excepcional, se han dado casos de pacientes que presentan el llamado «síndrome de Klüver-Bucy», que cursa con: hiperoralidad, hipersexualidad, bulimia, agnosia visual y amnesia, aunque es poco frecuente en la enfermedad de Alzheimer y generalmente se debe a otros procesos (accidente cerebrovascular, encefalitis por herpes simple, traumatismos craneoencefálicos, entre otros…).

Para finalizar, destacar cómo la mayoría de los estudios, han puesto de manifiesto la importancia de mantener la sexualidad en la vejez, aunque exista un proceso de deterioro cognitivo y demencia. Es necesario investigar con mayor profundidad cómo varia la sexualidad en el envejecimiento y sobre todo cuando existe deterioro cognitivo, y sí la sexualidad se expresa de modo diferente que, en otras épocas de la vida, en las que la relación de dicha actividad finaliza en el coito. La mayoría de los investigadores defienden la necesidad de realizar más estudios, con muestras más amplias de población y en diferentes ámbitos culturales, ya que permitirían conocer mejor la sexualidad y la intimidad de la relación de pareja a lo largo del desarrollo de la vejez, del deterioro cognitivo, de la Enfermedad de Alzheimer y de otras demencias.

Dr. Secundino López Pousa

Cómo citar esta página:

López Pousa S, Lombardía Fernández C. El rincón del experto: Sexualidad en la enfermedad de Alzheimer [en línea]. Circunvalación del Hipocampo, febrero 2024 [Consulta: 12 de abril de 2024]. Disponible en: https://www.hipocampo.org/rincon-del-experto/ExpertCase0055.asp.

Ir al comienzo

Ayúdenos a mejorar

Califique esta página:

Aún sin calificar

Relacionados

Ir al pie
Última actualización de esta página: 15-2-2024.
Todos los contenidos de este sitio web se encuentran bajo una Licencia Internacional de Atribución 4.0 de Creative Commons (CC BY 4.0), salvo donde se indique otra cosa explícitamente.
Sitio web creado por Ricardo de la Vega y Antonio Zambrano
Email de contacto: hipocampo@hipocampo.org
Última actualización en el sitio web: 12 de abril de 2024
Información sobre cookies

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia de navegación y los servicios que le ofrecemos. Al clicar en «Aceptar», o si continúa navegando, usted reconoce que ha leído y comprendido nuestra política de privacidad, y que acepta el uso de nuestras cookies.

- Leer la política de privacidad
- Navegadores compatibles