[0] Ir a contenido
Logos Logo Aval
  1. 59 usuarios conectados -
  2. Está usted en:
  3. Inicio >
  4. Artículos >
  5. Estado de forma y riesgo de demencia en la mujer

Artículos y noticias WhatsApp Facebook Twitter

Estado de forma y riesgo de demencia en la mujer

Fitness.

Entrenándose en la playa

© iStock.com/barsik

Un nivel alto de entrenamiento físico cardiovascular en mujeres de mediana edad se asocia a una reducción de cerca del 90% en el riesgo de demencia en la vejez, de acuerdo con los resultados de un estudio recién publicado en la revista Neurology.

El estudio se inició en 1968 en Suecia, con una muestra de 1462 mujeres de entre 38 y 60 años de edad, de las que 191 superaron test ergométricos de máximo nivel en bicicleta estática. Las participantes fueron reexaminadas posteriormente en 1974,1980, 1992, 2000, 2005 y 2009, en busca de una posible incidencia de demencia.

El diagnóstico de la demencia incidente se realizó en base a los criterios de la Tercera Edición Revisada del Manual Diagnóstico y Estadístico de las Enfermedades Mentales (DSM-III-R), con la información procedente de los exámenes neuropsiquiátricos, entrevistas al informador, archivos de hospitales y otros datos registrados hasta 2012, lo que supone un seguimiento de hasta 44 años. Los datos de los resultados fueron ajustados mediante regresiones de Cox para los confundidores médicos, socioeconómicos y del estilo de vida.

Los autores comprobaron cómo un nivel alto de entrenamiento físico cardiovascular reducía en un 88% el riesgo de demencia. En los casos del grupo de entrenamiento de alto nivel que llegaban a presentar demencia, se retrasaba la edad de inicio de la misma en 9,5 años de media con respecto al grupo de control, mientras que el nivel medio de entrenamiento lograba retrasarlo unos 5 años de media.

En sus conclusiones, los investigadores indican:

«Entre mujeres suecas, un entrenamiento físico cardiovascular elevado durante la madurez estuvo asociado a una reducción del riesgo de demencia posterior. La promoción del entrenamiento físico cardiovascular de alto nivel podría incluirse en las estrategias para mitigar o prevenir la demencia. Los hallazgos no son casuales, y las futuras investigaciones tienen que enfocarse en si el entrenamiento mejorado podría tener efectos positivos sobre el riesgo de demencia, y en cuál sería el momento de la vida en el que sería más importante el entrenamiento físico cardiovascular de alto nivel».

Referencia bibliográfica: Helena Hörder, Lena Johansson, XinXin Guo, Gunnar Grimby, Silke Kern, Svante Östling and Ingmar Skoog. Midlife cardiovascular fitness and dementia. Neurology 2018; digital object identifier (doi): 10.1212/WNL.0000000000005290.

Relacionados

Ir al pie
Última actualización de esta página: 17-3-2018.
Todos los contenidos de este sitio web se encuentran bajo una Licencia de Atribución 4.0 Internacional de Creative Commons (CC BY 4.0), salvo donde se indique otra cosa explícitamente.
Este sitio web es seguro
Todos los contenidos de este sitio web se encuentran bajo una Licencia de Atribución 4.0 Internacional de Creative Commons (CC BY 4.0), salvo donde se indique otra cosa explícitamente.
Suscribimos los Principios del Código de Salud HONcode, compruébelo aquí.
Autores: Ricardo de la Vega y Antonio Zambrano
Última actualización en el sitio web: 30-7-2018