[0] Ir al contenido
Logos Logo Aval SFacebook STwitter
  1. 6 usuarios conectados -
  2. Está usted en:
  3. Inicio >
  4. Casos clínicos >
  5. Demencia por infarto estratégico (2 de 2)

Casos clínicos

Publicidad Google

Demencia por infarto estratégico – Página 2 de 2

Continúa de la página anterior…

Evolución y juicio diagnóstico

Tras 48 horas de evolución, se produjo una mejoría en su nivel de consciencia, pero manteniendo marcada hipersomnia. Se mostraba bradipsíquico aunque completaba respuesta a órdenes verbales. Se constató la parálisis vertical de la mirada y la no existencia de déficit sensitivo-motor en miembros. En los días siguientes se mostraba más alerta, pero desorientado en el tiempo, y con tendencia a la fabulación.

Se realizó una RMN (resonancia magnética nuclear) encefálica, que puso de manifiesto hipodensidades de 1 cm de diámetro en situación talámica paramediana bilateral. Un estudio ecográfico y doppler de troncos supraaórticos evidenció ateromatosis en ambas carótidas internas cerca de la bifurcación, sin producir estenosis significativas al flujo.

Ir al comienzo

Tras 10 días de ingreso hospitalario fue recuperando su conexión con el entorno, manteniéndose más colaborador en la entrevista clínica y en el examen, aunque con un trastorno atencional evidente y escasa reacción afectiva ante sus familiares.

Fue diagnosticado de ACVA (Accidente Vascular Cerebral Agudo) isquémico por infarto talámico paramediano bilateral.

Se prescribió tratamiento antiagregante con clopidogrel, y se modificó su pauta de fármacos antihipertensivos, hipolipemiantes e insulinoterapia, hasta conseguir un control óptimo de sus factores de riesgo cerebrovascular.

En su revisión a los 2 meses en Consultas Externas de Neurología, los familiares nos refieren y se constata en la entrevista clínica un déficit de atención, con pérdida de memoria reciente, tendencia a la apatía y ánimo depresivo, mostrando dificultad y enlentecimiento en el desarrollo de sus tareas habituales que a menudo dejaba incompletas.

Se configura un síndrome de demencia con rasgos subcorticales, secundaria en el caso que nos ocupa a un infarto talámico paramediano bilateral.

Ir al comienzo

RNM.

Imagen de Resonancia Magnética Nuclear encefálica axial en T1 (Time 1), mostrando la presencia de infarto estratégico (infarto talámico paramediano bilateral asimétrico, más prominente en tálamo izquierdo). Reproducido de Stroke (American Heart Association) 2002.

Comentarios

Se define la demencia vascular como el síndrome que cursa con afectación global de las funciones intelectuales causado por lesiones cerebrales secundarias a patología vascular. Más a menudo está en relación con la presencia de infartos cerebrales múltiples grandes y/o pequeños, generalmente ocurridos a lo largo de eventos vasculares repetidos.

Sin embargo, se ha acuñado el término de demencia por infarto estratégico para referirnos a aquella que se establece tras un infarto cerebral único pero localizado en áreas cerebrales de gran valor estratégico para la cognición y la conducta. A la hora del desarrollo de esta demencia influye no sólo la funcionalidad propia del área lesionada, sino también los procesos de desaferentización que se producen en otras áreas cerebrales conectadas con ésta.

Ir al comienzo

Dentro del síndrome de demencia por infarto estratégico podríamos diferenciar las demencias de tipo cortical, donde el máximo exponente lo constituye la afectación isquémica del gyrus angularis del hemisferio dominante (afectación de área de integración y asociación de funciones lingüísticas, matemáticas y de praxis constructiva) y las de tipo subcortical, en donde la denominada demencia talámica constituye el ejemplo más representativo.

Esta última se relaciona con infartos talámicos del hemisferio dominante o paramedianos bilaterales, debidos a obstrucción de vasos perforantes, en personas con factores de riesgo cerebrovascular como hipertensión arterial, diabetes mellitus, hiperlipemia, etc.

Sus rasgos neuropsicológicos más prominentes son la apatía, la alteración de funciones ejecutivas, los cambios de humor, el enlentecimiento mental, la pérdida de iniciativa, así como la disfasia (fluidez verbal reducida, con comprensión y repetición conservadas) si se afecta el lado dominante.

El manejo de este tipo de demencias se circunscribe al control de las enfermedades que suponen riesgo isquémico cerebrovascular y al tratamiento antiagregante. El papel de los fármacos anticolinesterásicos en la demencia de tipo vascular está hoy en día cada vez más refrendado.

Referencia bibliográfica para citar este caso clínico:

De la Vega, R. y Zambrano, A. Casos clínicos: septiembre de 2003 [en línea]. Circunvalación del Hipocampo, septiembre 2003 [Consulta: 23 de octubre de 2014]. Disponible en: http://www.hipocampo.org/casos/200309-01.asp.

Ir al comienzo

Relacionados

Publicidad Google
Anuncios Google
Publicidad Google
Anuncios Google
Ir al pie
Última actualización de esta página: 30-9-2003.
Los contenidos de Circunvalación del Hipocampo están bajo una Licencia Creative Commons, salvo cita expresa de otros derechos.
Nosotros suscribimos los Principios del Código de Salud HONcode, puede comprobarlo usted aquí.
Autores: Ricardo de la Vega y Antonio Zambrano
Última actualización en el sitio web: 15–10–2014
Contacto: hipocampo@hipocampo.org