[0] Ir al contenido
Logos Logo Aval
  1. 70 usuarios conectados -
  2. Está usted en:
  3. Inicio >
  4. Casos clínicos >
  5. Degeneración hepatocerebral adquirida crónica (2 de 2)

Casos clínicos

Degeneración hepatocerebral adquirida crónica – Página 2 de 2

Continúa de la página anterior…

Evolución

El paciente se mantuvo ingresado para el estudio neurológico citado, pero presentó nuevos episodios intercurrentes de hemorragia digestiva alta, en uno de los cuales se produjo el exitus.

Se realizó estudio necrópsico. Este mostró microcavitación y necrosis laminar cortical difusa en el estriado y en la sustancia blanca cerebelosa. También se apreció un aumento del número de astrocitos, de gran tamaño y con cuerpos de inclusión intranucleares. Se encontraron asimismo células de Opalsky.

Este paciente, afecto de una hepatopatía crónica en fase de cirrosis, había desarrollado un cuadro de deterioro cognitivo de 3 meses de evolución con prominencia de alteraciones conductuales y signos motores extrapiramidales (ataxia, corea, flapping, hipertonía…), tras varios episodios de encefalopatía hepática resueltos.

Estos datos clínicos, sustentados por el estudio anatomopatológico, permiten emitir el diagnóstico de degeneración hepatocerebral adquirida crónica.

Ir al comienzo

RNM.

Corte coronal de RNM (resonancia nuclear magnética) en T1 (Time 1) en un paciente con degeneración hepatocerebral adquirida crónica. Reproducido de Melda Bozluolcay, Zerrin Pelin, Hayrünissa Denktas. Istanbul University Cerrahpasa School of Medicine.

Comentarios

La degeneración hepatocerebral adquirida crónica se desarrolla a través de la existencia de un shunt portosistémico, en relación generalmente con cirrosis crónica de larga evolución. Suele ser evidente el antecedente de episodios de encefalopatía hepática.

La demencia existente tiene un perfil subcortical (enlentecimiento psicomotor, defectos de atención y concentración, trastornos psiquiátricos como alucinaciones y delirios, etc.).

Se presentan síntomas motores como ataxia, disartria, temblor, hipertonía, asterixis, etc., reflejando un papel preponderante de la afectación de estructuras subcorticales y ganglios basales.

En la patogenia de ese deterioro se implica al amonio, así como a otras sustancias como los mercaptanos, ácidos grasos de cadena corta, aminas como falsos neurotransmisores, citokinas… que podrían conllevar la activación de moléculas de óxido nítrico, cambios en la permeabilidad de la barrera hematoencefálica, alteraciones astrocitarias y gliosis.

Referencia bibliográfica para citar este caso clínico:

De la Vega, R. y Zambrano, A. Casos clínicos: abril de 2003 [en línea]. Circunvalación del Hipocampo, abril 2003 [Consulta: 3 de diciembre de 2016]. Disponible en: http://www.hipocampo.org/casos/200304-01.asp.

Ir al comienzo

Relacionados

Ir al pie
Última actualización de esta página: 28-4-2003.
El uso de este sitio web es seguro
Los contenidos de Circunvalación del Hipocampo están bajo una Licencia Creative Commons, salvo cita expresa de otros derechos.
Nosotros suscribimos los Principios del Código de Salud HONcode, puede comprobarlo usted aquí.
Autores: Ricardo de la Vega y Antonio Zambrano
Última actualización en el sitio web: 1–12–2016
Contacto: hipocampo@hipocampo.org