[0] Ir al contenido
Logos Logo Aval
  1. 89 usuarios conectados -
  2. Está usted en:
  3. Inicio >
  4. Casos clínicos >
  5. Neurosífilis tardía (2 de 2)

Casos clínicos

Neurosífilis tardía – Página 2 de 2

Continúa de la página anterior…

En suero y en LCR (líquido cefalorraquídeo) se obtuvo VDRL (laboratorio de investigación de enfermedades venéreas) positivo, mostrando además en suero reactividad en el FTA-ABS (prueba de absorción de anticuerpos fluorescentes antitreponema). Existía pleocitosis linfocitaria (120 células, con 165 mg/dl de proteínas). La glucorraquia era normal

Ante el diagnóstico de neurosífilis tardía (demencia sifilítica) se instauró tratamiento con penicilina G sódica: 24 millones de unidades intravenosas al día durante 10 días, con mejoría progresiva sustancial del cuadro neuropsicológico.

Ir al comienzo

Comentarios

La denominada demencia paralítica o paresia general constituye una encefalitis frontotemporal crónica y progresiva, con infiltración linfocitaria de las meninges, pérdida neuronal y proliferación astrocitaria, que puede presentarse al cabo de 5–25 años tras la infección primaria por Treponema pallidum.

Ir al comienzo

Treponema pallidum.

Espiroquetas de Treponema pallidum en tejido testicular de conejo. Imagen reproducida de Public Health Image Library, United States Centers for Disease Control and Prevention.

Este germen pertenece a la familia de las espiroquetas, pudiéndose visualizar con iluminación en campo oscuro y coloración argéntica o marcarse con fluorescencia. Los casos de sífilis primaria y secundaria han aumentado en el mundo occidental desde la década de los 80.

La neurosífilis puede presentar diferentes patrones clínicos:

Ir al comienzo

La neurosífilis tardía (años o decenios tras la primoinfección) se manifiesta por dos cuadros clínicos:

El diagnóstico de neurosífilis tardía (demencia sifilítica) se realiza a partir del cuadro clínico y las alteraciones del LCR (pleocitosis linfocitaria y aumento de proteínas), junto con la positividad de algún test serológico no treponémico como el VDRL, o treponémico como el FTA-ABS, PTHA (Treponema pallidum haemagglutination test) y TPI-test (Treponema pallidum immobilization test). El VDRL es marcador de infección activa, pero su negatividad no excluye neurosífilis

Los estudios de neuroimagen muestran atrofia corticosubcortical, infartos múltiples y zonas hiperintensas periventriculares en secuencias T2 (Time 2) de RMN (resonancia magnética nuclear).

El tratamiento de elección es penicilina G sódica a la dosis de 20–24 millones de unidades/día intravenosas durante 10 días. Otras alternativas (en caso de alergia a la penicilina) son eritromicina, cloranfenicol o ceftriaxona y doxiciclina. Deben realizarse controles de LCR cada 6 meses hasta la normalización del mismo al menos durante 2 años.

Referencia bibliográfica para citar este caso clínico:

De la Vega, R. y Zambrano, A. Casos clínicos: diciembre de 2002 [en línea]. Circunvalación del Hipocampo, diciembre 2002 [Consulta: 5 de diciembre de 2016]. Disponible en: http://www.hipocampo.org/casos/200212-01.asp.

Ir al comienzo

Relacionados

Ir al pie
Última actualización de esta página: 29-12-2002.
El uso de este sitio web es seguro
Los contenidos de Circunvalación del Hipocampo están bajo una Licencia Creative Commons, salvo cita expresa de otros derechos.
Nosotros suscribimos los Principios del Código de Salud HONcode, puede comprobarlo usted aquí.
Autores: Ricardo de la Vega y Antonio Zambrano
Última actualización en el sitio web: 1–12–2016
Contacto: hipocampo@hipocampo.org